Guía de supervivencia para las fiestas

La temporada de las fiestas es una época de alegría, celebraciones, reuniones con amigos y familiares…, ¡y de muchos eventos sociales! Ya sean las celebraciones con los compañeros de trabajo, familiares y/o amigos, la temporada de las fiestas es una invitación a las bebidas y comidas que quizás no se alinean a tu objetivo de salud. 

Si bien las fiestas parecen ser una excelente excusa para darse muchos gustos alimenticios, las celebraciones no tienen por qué estropear todo el esfuerzo que has realizado durante el año. Tomar decisiones saludables tampoco significa perderse toda la diversión: ¡Puedes disfrutar de las bebidas moderadamente y seguir siendo la estrella del karaoke en la fiesta de fin de año del trabajo! 

A continuación, te compartimos algunas ideas para sobrellevar de manera saludable la temporada de las fiestas.

Descansa

Dormir un poco más de lo habitual durante la temporada de las fiestas puede parecer una misión imposible, sin embargo, ¡tiene muchos beneficios! Un estudio descubrió que quienes duermen menos horas son propensos a comer más y que, después de 5 días consecutivos de poco descanso, aumentan de peso (2.5 kg aprox). Además, tienen la tendencia a consumir alimentos ricos en grasas y carbohidratos.

Come algo antes

Muchos piensan que deben saltarse las comidas antes de un evento importante para perder peso. Sin embargo, lo más probable es que llegues con hambre y comas más de lo planeado una vez que te permites comer. En lugar de pasar hambre, planifica comer una comida saludable y abundante antes del evento. Esto te permitirá llegar a la fiesta satisfecho y disfrutar de tus alimentos favoritos durante el evento, sin sentir que quieres devorar todo.

Mantente alejado de la mesa de aperitivos

¿Alguna vez has estado en la cocina y sin darte cuenta has estado picoteando tanto que ya te sientes como si hubieses comido tres comidas? ¡Es totalmente normal extender la mano en la comida cuando está frente a ti! Para no caer en la tentación, mantén las conversaciones con tus compañeros de trabajo, familiares o amigos lejos de la mesa de aperitivos. Fuera de la vista = fuera de la mente.

Usa un plato más pequeño

¿Vas a asistir a una cena? Intenta usar un plato más pequeño. Los estudios demuestran que usar un plato más grande hace que la gente coma más, sin siquiera darse cuenta. Por suerte, esta ilusión también puede funcionar a la inversa. Servir la comida en un plato más pequeño puede engañar al cerebro haciéndole creer que está comiendo más de lo que realmente consume, dejándote lleno y satisfecho con una ingesta calórica menor.

Bebe estratégicamente

Ninguna fiesta navideña o de fin de año está completa sin el champán espumoso o cócteles de todos los colores y sabores. Aunque las bebidas son parte de las celebraciones y pueden facilitar la conversación con un familiar que no veías hace tiempo, los cócteles suelen ser altos en calorías. Si decides beber durante las fiestas, opta por una copa de vino tinto o una cerveza liviana. Si quieres más de una bebida, alterna con un vaso de agua entre bebida y bebida. ¡Disfruta sin tener que abstenerte de los cócteles u otras bebidas con alcohol! 

¡Felices fiestas te desea todo el equipo de Noom! 🙂