• Início
  • Blog
  • ¡Haz de tu vida saludable una experiencia feliz!

¡Haz de tu vida saludable una experiencia feliz!

Muchas veces pensamos que para llevar una vida saludable necesitamos comer ramas u hojas (un poco raro, ¿no?), realizar entrenamientos agotadores y privarse de ciertos alimentos. Sin embargo, ¿qué tal si cambiáramos la perspectiva? Podemos lograr sostenibilidad a largo plazo si creamos experiencias que nos hagan feliz, ¡y hay muchas maneras de lograrlo! Desde servir la comida en platos bonitos hasta encontrar tu entrenamiento favorito. ¿Necesitas algo de inspiración? Te compartimos no 1 o 2, sino 8 ideas

  1. Haz que la cena sea elegante. Aprovechar la cena como una oportunidad para usar la hermosa vajilla que compraste o te regalaron puede ser una experiencia visual gratificante. Tal vez te traiga recuerdos de reuniones familiares o simplemente puede ser una forma de honrar tus sentidos. Enciende una vela, utiliza una servilleta de tela, ¡y crea una experiencia gastronómica especial! 
  2. Encuentra el entrenamiento que te haga feliz. El gimnasio no es para todo el mundo, y aunque puede ser un gran recurso para ganar fuerza y quemar calorías, no es la única opción. Identifica actividades que te hagan feliz y que, al mismo tiempo, te ayuden a lograr tus objetivos de salud. Baila al ritmo de tu música favorita, da un paseo en familia, juega a la pelota con tus hijos, retoma el deporte que solías practicar o prueba con uno nuevo. Deja de lado lo que creías que debía ser el ejercicio y abraza el entrenamiento que te haga sentir bien por dentro y por fuera.
  3. Visualízate alcanzando tus objetivos. La visualización ha sido utilizada por los atletas olímpicos como herramienta para prepararse para la competición, y también puedes usarlo para tu lograr una vida más saludable. ¡Cuantos más detalles, mejor! Las visualizaciones que se utilizan para superar obstáculos, resolver problemas o evocar recuerdos concretos suelen ser experimentadas por el cerebro de la misma manera que si estuvieran ocurriendo físicamente en el presente. Aunque la imaginación por sí sola no genera los resultados de salud que buscas, puede ser una forma positiva de crear una experiencia de salud gratificante y ayudar a superar los obstáculos para alcanzar tus objetivos.
  4. Duerme bien. La calidad del sueño es un componente vital de la salud general. Establecer una rutina de sueño para ir a dormir puede ayudarte a obtener el descanso que tu cuerpo y mente tanto necesitan. Haz una lectura ligera, realiza estiramientos, medita o incorpora ejercicios de relajación aproximadamente una hora antes de acostarte. También, puedes darte un baño o una ducha e imaginar que las tensiones del día se van con el correr del agua. Por último, crea una atmósfera de relajación, y bienestar, por ejemplo, ¡una habitación limpia y ordenada, y unas sábanas suaves pueden ser muy relajantes para el cuerpo y la mente!
  5. Utiliza el estrés a tu favor. Aunque el estrés puede ser útil como sistema de alerta, estar en un estado de estrés constante puede agotar el cuerpo y la mente. Una vida saludable incluye una gestión eficaz del estrés, ¡la clave está en encontrar lo que funciona mejor para ti! Prueba nuevas actividades divertidas que te ayuden a crear sentimientos de calma, fortaleza y felicidad hasta que encuentres la que te resulte más eficaz. Haz un plan y anota todas las ideas que se te ocurran. Aquí algunas ideas: Colorear, bailar, escribir en un diario personal, jugar con tu mascota, dormir una siesta, escuchar música, hacer ejercicios de respiración. 
  6. Sé creativo con tus alimentos. ¡Incluye un arco iris de colores en tu plato! Además de que es visualmente atractivo, las frutas y verduras de colores también le añaden nutrientes a tu comida. Prueba un nuevo condimento y desafía tus papilas gustativas. Una alimentación nutritiva no tiene por qué ser aburrida; ¡sino que puede ser una oportunidad para ser creativo!
  7. Agrega un poco de humor a tu día. ¡El humor puede desempeñar un papel importante en la salud general! Mira tu comedia favorita, juega con tus hijos o elige una lectura divertida. Haz de tus percances historias divertidas, ya sea que el ejercicio que estás probando te resulte embarazoso o que lo que cocinaste no salió como lo esperabas, ¡puede ser la oportunidad perfecta para reírte de ello! Además, compartir tus historias con un toque de humor puede ayudar a otras personas a sobrepasar sus experiencias difíciles.
  8. Reflexiona. Si sientes que la vida saludable se está volviendo aburrida, escribe todas las formas en que tus hábitos saludables te han apoyado hasta el momento. ¡Celebra tus logros y la experiencia de nutrir tu cuerpo y mente! 

Crear y encontrar experiencias que te hagan feliz en la vida saludable puede ser el motor que mantiene tu motivación. En Noom podemos ayudarte a obtener más ideas y prácticas que te ayuden a mantenerte enfocado en tu objetivo de una vida más saludable, ¡clic aquí para saber más!